Saltar al contenido

Conoce los tipos de discapacidad motriz

9 agosto, 2018

Definición de discapacidad motora

Una de las maneras de clasificar los déficits es por medio de la distinción del tipo de contrariedad, reducción o deficiencia de las funcionalidades consideradas (déficit funcional). El déficit de movimiento tiene dentro muchas y complicadas condiciones. Puede contemplar las variadas funcionalidades de la motricidad, como la rivalidad motora humana al caminar, o para sentarse, o la motricidad de la cabeza. Esta más reciente comprende los movimientos del cuello, de la cabeza, la mímica de la cara, la boca, la lengua, los músculos orbitales de los ojos, etc. Además se mide la aptitud de impulso de los brazos, de las manos (motricidad fina de sus movimientos delicados). Otra motricidad cuya calidad se examina es la que perjudica a los músculos que comprometen la respiración, etc.

Como se expone en la enumeración, las capacidades motoras son múltiples, interconectadas y argumentan a múltiples y diferentes pretenciones de número y calidad. Las capacidades motrices no son separables de las construcciones sensoriales y las habilidades que presiden estas construcciones. A los cinco sentidos populares (vista, escuchado, olfato, gusto y tacto) hay que agregar por lo menos otro “sentido”, que es el sentido cinemático, lo que nos facilita entender cómo nuestro cuerpo y sus diferentes partes se sitúan en relación con el espacio circundante y, respectivamente, entre ellos. Para ofrecer un ejemplo: por lo general tenemos la posibilidad de, inclusive excluyendo la perspectiva, poder decir de nosotros si nos encontramos sentados o parado, si contamos con un brazo extendido o doblado, si nuestra boca está clausurada o abierta; y de esta forma sucesivamente.

Cuando tenemos en cuenta las capacidades motrices de un pequeño, de esta forma como algún sujeto, es exacto asociarlas con las funcionalidades intelectuales y mentales, de esta forma como con las competencias que tienen dentro capacidades sentimentales y cognitivas. El exámen completo de la persona va a servir para saber tácticas para un posterior avance servible para la supervivencia, en la primera etapa de la vida del pequeño, y luego para una evolución efectiva e dentro de la persona.

Rehabilitación de acuerdo con los tipos de discapacidad motriz

La rehabilitación es un desarrollo complejo dirigido proveer al pequeño y su familia la condición de vida más óptima viable. Con acciones directas e indirectas que perjudica a la persona en su integridad física, mental, emocional, comunicativa y relacional. Tales acciones involucran a su ámbito familiar, popular y ambiental. La rehabilitación radica en acciones incorporadas de rehabilitación, educación y asistencia.

La rehabilitación comprende una secuencia de intervenciones que se tienen la posibilidad de hacer con el objetivo de conseguir una rehabilitación y cuidado de las capacidades del pequeño. Las opciones y tácticas tienen que ser siempre y evaluadas por el experto. La rehabilitación puede ser sugerido para tu hijo por los doctores del Hospital Infantil, o bien por un neuropsiquiatra o inclusive por el fisioterapeuta. Ten en cuenta que puedes informarte además con vistas a las acciones primordiales a tomar para la incorporación escolar.

Las acciones de rehabilitación empiezan, entre otras cosas, con diferentes exámenes perfeccionados (neuropsiquiátrico, del foniatra, del oculista, del técnico ortopédico y otros especialistas), de la misma manera que detallar una secuencia de terapias como la del habla, la fisioterapia, o la relativa a la psicomotricidad. La rehabilitación debe tomar en cuenta la multiplicidad de funcionalidades alteradas (motoras, perceptivas, cognitivas, sentimentales, comunicativas y relacionales), sus característicasy sus relaciones con los otros, con respeto de la individualidad de cada pequeño. Las intervenciones tienen que ser evaluadas de forma dinámica con el objetivo de capturar su variabilidad y su aptitud de modificación de las condiciones de vida del reducido.

Fisioterapia

La participación de fisioterapia puede contribuir a su hijo a hacer mejor y sostener las capacidades motoras, cuyo avance se ve obstaculizado por la incapacidad. La terapia física tiene la posibilidad de hacer para aceptar que adquiera el control de la motricidad de la cabeza, o para hacer mejor sus capacidades visuales, o inclusive para hacer mejor su aptitud de sostener la posición de sentado o desplazarse en el ámbito. Un pequeño puede llevar a cabo la terapia física, inclusive si:

  • El pequeño es todavía niño recién nacido (entre 2 y 3 meses), puede comenzarse la fisioterapia a lo largo de la hospitalización.
  • Se sufre de una discapacidad grave, y los objetivos primarios son impedir o contener futuras adversidades, como en casos de escoliosis o inconvenientes respiratorios. Además se puede empezar la fisioterapia si más adelante puede ser útil para dar una rápida optimización de las capacidades motoras.

La estrategia de fisioterapia se apoya en el exámen de la circunstancia general del pequeño y de su nivel de avance motriz. El fisioterapeuta propondrá, tras la evaluación, un plan de rehabilitación. La fisioterapia puede radicar en una participación directa sobre el pequeño, dividida en ciclos de sesiones con objetivos particulares para consigue que adquiera capacidades elecciones y pase las adversidades similares con el inconveniente neurológico. Los padres además forman parte en la rehabilitación de su hijo, según la información, las normas y los consejos del fisioterapeuta.

Neuropsicomotricidad Terapéutica Infantil

Al costado del fisioterapeuta, comunmente podemos encontrar otro terapeuta que se encarga de las intervenciones que impulsan las capacidades psicomotrices del pequeño con el propósito asistirle a expresarse mejor por su cuenta y aprenda a estar comunicado con los otros. Es una terapia con enfoque holístico que tiene dentro la educación, la neurología, y la psicomotricidad con técnicas que sirven madurar las construcciones cerebrales de acuerdo con la edad. Se puede accionar de los 3 a los 12 años e influye en superficies como la psicología del pequeño, la motricidad, su posición, sector sensorial, del lenguaje, cognitiva y emocional, por ejemplo.

Terapia del habla para la discapacidad motriz

El terapeuta del habla interviene para que el pequeño refuerce su aptitud de comunicación y pase sus adversidades. La terapia además se distribuye en ciclos de sesiones y tiene sus propios objetivos particulares para cada tolerante. Además, el experto ofrece, según la evaluación, un plan de acción para apoyar al pequeño y a su familia, por medio de el suministro de información, orientación y consejos. Entre otras cosas, en una etapa de diagnóstico, el terapeuta del habla puede dar su contribución específica para que la familia llegue a la correcta comprensión de la circunstancia clínica de su hijo.

Cuando el pequeño muestre una posible deficiencia auditiva, puede ayudar a su exploración y puede estimularlo en la percepción de sonidos y ruidos. Además debe promover el estudio del lenguaje verbal. En la situacion de diagnóstico de parálisis cerebral (PCI), puede intervenir para hacer más simple la superación de trastornos de la nutrición, los movimientos de la boca, la lengua, y la estimulación de la articulación de los sonidos de las expresiones.

Ortóptica y discapacidad motriz

La ortóptica es la parte de la oftalmología que trata primordialmente de la rectificación del estrabismo u otros defectos por medio de gimnasia ocular. La participación del experto en la perspectiva puede ser decisiva para en la descubrimiento precoz de la deficiencia visual en la etapa anterior a la escuela. Se ofrece al pequeño la ejecución de unas sencillos pruebas que, según el resultado tienen la posibilidad de aconsejar una visita al oftalmólogo. Los dos expertos trabajarán en la rectificación óptica de los jovenes con inconvenientes de motilidad ocular.

Conoce los tipos de discapacidad motriz
Vota!